XIV LA GALA.

El Hotel Riu Palace Riviera Maya Había sido construido a lo largo de un tramo espectacular de la hermosa playa de arena blanca de Playa del Carmen, México.
Enmarcado por palmeras tropicales y a sólo 5 minutos del centro de la ciudad.
Era elegante y tenía unos jardines que hacían a uno sentirse en un ambiente tropical.

Nos acompañó un botones a la habitación y dejó las maletas y a la pobrecita Madonna.

Era una habitación maravillosa, con una cama enorme y alta con cortinas blancas recogidas a los laterales, Había cientos de canastos de fruta por toda la habitación.
Luego Había una sala con un bonito sofá con una televisión enorme de plasma, y un baño grandioso con un jacuzzi para cuatro, con su línea de fruta igual en cada rincón.

La fruta les sale barata pensé….Y sonreí.

– ¿Te gusta?- Dijo Alex ilusionado.
– ¿Que si me gusta? ¿Qué pregunta es esa?……Me encanta….
Y nos fundimos en un beso.

– Entonces… ¿Qué te apetece hacer? Hasta dentro de cuatro horas no tenemos que cenar en el restaurante… O bajamos a la piscina y nos tomamos unos mojitos… o…
– ¿O?- Dije curiosa.

Y mientras me abrazaba y me iba quitando el vestido entre sonrisas y besos…..
– O estrenamos ese pedazo de jacuzzi que tenemos en el baño….
– Mmmmmm esto me gusta más……….

Se me Había olvidado lo que daban de si cuatro horas para una pareja joven de enamorados.
Hicimos el amor……Lo volvimos a hacer….Y lo repetimos….
Todo esto entre fruta, mojitos y besos de toda clase…

Al terminar nos quedamos abrazados en el jacuzzi….Cuando él volvió a decir las palabras mágicas. Aquellas que hacían que se me quedara la cara de niña boba i entusiasmada.

– Te quiero Bella, y no me hago a la idea de poder perderte un día….No querría vivir sin ti…
– Vamos a vivir el presente, y después ya afrontaremos lo que nos venga…

Así pasamos uno, dos, tres días geniales. Solo existíamos él y yo en nuestro pequeño mundo. Esto nos iba a pasar factura a la hora de enfrentarnos a la realidad, aunque de momento solo queríamos disfrutar de nosotros.
Fuimos a playas increíbles, excursiones en barco.
Hacíamos el amor tres veces cada día….y nunca teníamos suficiente.

A la mañana del cuarto día Alex tuvo una de sus “maravillosas ideas”.

– Hagámonos un tatuaje, algo que llevemos los dos y que nos una para siempre…
– ¿Estás loco? ¡Odio las agujas!
– Pues no las mires.

Estaba tan entusiasmado con la idea que realmente me era imposible decir que no. Y así fue. Salimos al centro y buscamos una tienda de esas donde suelen hacer tatuajes.
Pero realmente no encontramos nada que nos inspirara para marcarnos para toda la vida.

Por la noche, Alex dijo que teníamos mesa en un restaurante.

Mientras nos arreglábamos, Alex me dijo que tenía que bajar un segundo a recepción y que ahora subía.

Yo estaba volviéndome loca probándome mil vestidos, estaba ya de los nervios.

– Bella, ya estoy aquí, ven un segundo.
– Alex no acabaré nunca si no dejas de llamarme, besarme y meterme mano……- Dije riendo.
Y mientras asomaba su cabecita mirándome con aquellos ojazos verdes me dijo:
– No me tientes….Ven un momento al salón.
– De acuerdo…
Me dio su mano….la alcancé y lo acompañé.

En medio del salón sobre una mesa redonda blanca Había una enorme caja blanca con un lazo gigante de color rosa….

Me eché las manos a la boca y eche a reír….
– ¿Qué has hecho ya?
– ¿No vas a abrirlo?

Alex cogió mis manos y deposito encima las suyas y entre los dos deshicimos aquel enorme lazo.
Levantamos la tapadera….
Había un precioso vestido blanco largo palabra de honor de gasa, con un lazo rosa bajo el pecho.
– ¡¡Oh, Dios mío!! ¿Pero qué has hecho? ¡Es precioso!
– Casi tanto como tú…- Dijo en tono súper romántico….- Y esta vez le cambiaba el tono y dijo- Tienes dos minutos para ponértelo que llegaremos tarde…
– ¡Uy! Perdón….- Y salí corriendo hacia la habitación cuando me dijo:
– Espera……te dejas esto…
De su mano colgaban dos zapatos de tacón de color rosa palo a juego con el lazo…

– Había olvidado que eras un crack combinando colores….-Le guiñé el ojo, los cogí corriendo y me metí en la habitación.

En cinco minutos, salía de la habitación enfundada en aquel vestido de palabra de honor y los zapatos a juego que me hacían sentir como una princesa…
Solté mí melena y me dio tiempo a hacerme cuatro bucles desenfadados, un poco de brillo en los labios y mascara de pestañas….
Y allí estaban ellos, Madonna y Alex sentados en el sofá mirándome boquiabiertos…

– No me miréis así, me vais a sonrojar…..

Alex se levantó y me percaté que estaba maravilloso vestido de blanco también. Su moreno de piel y el blanco realzaban sus grandes y magníficos ojos verdes. Con aquel traje chaqueta estaba increíble…

– Estás… Creo que diciendo preciosa, me quedo corto….
Sus palabras me hicieron sonrojar y salió una sonrisa expresiva de mí rostro…
– Me encanta cuando sonríes…
– Usted no está tampoco nada mal esta noche Sr. Alex Bernat.

Me dio su brazo y bajamos al hall.

– Sr. y Sra. Bernat, la limousine les está esperando… – Dijo el dueño del hotel.
-Oh, no no…

Alex me tapó la boca….

– No digas nada….Ha sonado bastante bien…

Y me limité a quedarme callada. Mi madre siempre decía que estaba mucho más bonita.

En la limousine no dejamos de mirarnos y besarnos como dos niños con quince años que descubren su primer amor.

Llegamos al restaurante.
Estábamos en una cena de una gala benéfica donde Alex Había aportado una gran suma de dinero para construir un nuevo hospital de pediatría para los niños enfermos.
Todos de gala.
La cena fue exquisita.

Con dos botellas del mejor vino. Y seguidamente baile….
Vino…..Mojitos….risas…besos….
– Vamos a la playa….

No me lo pensé dos veces, subí mí vestido para no tropezar…Y cogidos de la mano salimos corriendo de allí….

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s